Visualizando un camino hacia la neutralidad en carbono

Bogotá, Colombia

Colombia no es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo. Pero al ser una de las naciones con mayor riesgo de los impactos del cambio climático, representa un claro ejemplo de la injusticia inherente a la crisis climática.

Los activistas son conscientes de la necesidad de actuar en el frente interno y por ello crearon la iniciativa Camino hacia la Neutralidad en Carbono (The Road to Carbon Neutral) como una coalición para fomentar la descarbonización rápidamente y como un medio para educar y cambiar el comportamiento. Si bien el enfoque está en generar un cambio real en los sectores de transporte y energía, se están creando nuevas narrativas en el camino.

El organizador Luis Camargo explica el desafío y la oportunidad:

“Después de tantas décadas de conflicto en Colombia, es difícil pensar en construir una nueva identidad cultural que nos una. Generar nuevas narrativas para lograr la descarbonización y poner el concepto de regeneración sobre la mesa es un desafío inmenso, pero lo podremos superar si enfocamos nuestro mensaje en el cambio positivo y trabajamos para dejar atrás la desesperanza y encontrar visiones comunes, dirección para actuar”.

Comienza tu camino para convertirte en un líder regenerativo tomando este curso gratuito de OpEPA

¿Cuál fue el problema que detectaste y con cuál de las áreas de solución se relaciona?

En OpEPA reconocemos como un problema raíz del cambio climático y otros retos planetarios la pérdida de la relación hombre-naturaleza y la desconección con la Tierra que se ha generado en la vida moderna. Desde esta perspectiva venimos trabajando en enfoques de educación basada en naturaleza y transiciones hacia modelos regenerativos que nos permitan habitar el mundo de una forma que esté en resonancia con los sistemas de vida. 

Consideramos que el cambio climático ha caído en una narrativa de la cual es difícil salir, polariza los sectores productivos y los públicos y amplifica las diferencias inconciliables. Llevamos más de 50 años en esta batalla de polaridades mientras la economía rige el rumbo al que se dirige la humanidad. Es fundamental inspirarnos en la naturaleza, en más de 3.8 billones de años de coevolución para entender y proponer soluciones que nos permitan transitar efectivamente a un futuro bajo en carbono y regenerativo. El cambio de narrativa es fundamental, encontrar una dirección de acción común que permita generar las condiciones para que la vida prospere, como lo ha dicho Janine Benyus, pionera de la biomimesis. Los países del sur global tienen retos importantes, sin embargo su contexto natural, su vulnerabilidad y limitante de recursos hacen que el discurso se polarice aun más. En Colombia, un país mega diverso, esto es aún más evidente. 

Desde el proyecto Camino Hacia Carbono Neutral identificamos que era necesario que en Colombia se amplíe la conversación alrededor de la descarbonización si queremos alcanzar la meta de cero emisiones netas para el 2050. Trabajamos desde las nuevas narrativas de cambio climático las cuales se basan en los sistemas de vida y en la capacidad humana para ser un actor regenerativo activado por la esperanza activa y el amor a la diversidad natural y cultural que nos rodea. De esta manera, trabajamos de la mano con entidades públicas y privadas, periodistas y miembros de la sociedad civil para impulsar proyectos de descarbonización en los sectores de transporte y energía, dos de los que más emisiones de CO2 generan en el país, teniendo como norte la regeneración de la naturaleza. 

¿Cuál fue tu idea/insight para resolverlo y el resultado final/visión que querías lograr?

Con este proyecto, el objetivo es alcanzar la descarbonización en los departamentos que más emisiones de carbono generan en el país, especialmente en el sector de energía y transporte: Antioquia, Atlántico, Boyacá, Cundinamarca y Valle del Cauca. Esto se logrará a través de herramientas de financiación e implementación para consolidar proyectos de descarbonización en los municipios pertenecientes a estas regiones y que busquen hacer la transición hacia una movilidad sostenible y una matriz energética limpia. Además, se impulsa la toma de decisiones informadas por parte de los gobiernos locales y se fortalece el liderazgo y las alianzas multisectoriales para la acción climática.

¿Por qué es importante esta solución para tu país y comunidad?

Si bien Colombia no es uno de los países que más contribuye a las emisiones de CO2 a nivel mundial, la variación climática sí tiene un gran efecto en las poblaciones que más sufren la desigualdad aumentando su riesgo de perder la seguridad alimentaria o tener que desplazarse de sus hogares. Colombia representa el 0,6% de las emisiones de gases efecto invernadero, sin embargo es uno de los 20 países más amenazados por el cambio climático. Además, entendiendo el gran potencial que tenemos gracias a la biodiversidad de nuestro territorio, debemos trabajar en torno a no solo reducir las emisiones, sino también empezar a cambiar nuestra manera de vivir para restablecer una relación positiva con la naturaleza. 

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentaste?

Tras tantas décadas de conflicto en Colombia es difícil pensar en construir una nueva identidad cultural que nos una y no nos separe más. Generar nuevas narrativas para lograr la descarbonización y poner sobre la mesa el concepto de regeneración es un inmenso reto al que nos enfrentamos, pero que podemos superar si centramos nuestros mensajes y nuestro trabajo en dejar atrás la desesperanza y enseñar en el territorio que sí es posible un cambio positivo. Adicionalmente, encontrar mecanismos que comiencen a servir de puentes para la transición de un modelo de desarrollo y relacionamiento hacia nuevas oportunidades que traigan bienestar a la gente y a la naturaleza.

¿Cómo movilizaste a las personas para que tomaran medidas?

Desde OpEPA y Camino Hacia Carbono Neutral utilizamos la pedagogía como herramienta fundamental para incidir en el cambio de comportamiento de todas las personas en los distintos niveles de la sociedad. La meta es que quienes están encargados de tomar las decisiones en las entidades públicas y privadas, periodistas, miembros de la sociedad civil y ciudadanos en general entiendan cómo el cambio climático los afecta directamente y de qué manera sus esfuerzos tienen un impacto positivo para mitigarlo. De esta manera logramos que las personas interioricen las medidas que deben tomar. 

¿Quiénes fueron las partes interesadas/socios clave que trabajaron contigo?

El proyecto Camino Hacia Carbono Neutral está financiado por UK Pact Colombia y es dirigido por las organizaciones líderes en educación ambiental y cambio climático OpEPA, la cual tiene más de 20 años trabajando por reconectar a los jóvenes con la Tierra para actuar de una manera ambientalmente sostenible, y Climate Reality América Latina, que hoy lidera un movimiento global de más de 42.000 líderes climáticos en 190 países y territorios. Asimismo, cuenta con el apoyo de la Procuraduría General de la Nación, la entidad encargada de investigar, sancionar, intervenir y prevenir las irregularidades cometidas por servidores públicos.

¿Qué información, ideas o sugerencias le ofrecerías a alguien que busca tomar medidas de una manera similar?

Lo más importante que debe saber toda persona que quiera empezar a cambiar su comportamiento para tener una actitud regenerativa frente a la naturaleza es que todo esfuerzo, grande o pequeño, tiene un amplio impacto si se hace en la dirección correcta. Es fundamental darse la oportunidad de reconectarse con el mundo natural y los sistemas de vida. Desde Camino Hacia Carbono Neutral hemos creado gran cantidad de material que pueden encontrar en nuestra página web donde hablamos sobre las acciones a gran y pequeña escala que pueden hacer todas las personas desde su rol en la sociedad. De igual manera tenemos insumos que presentan nuevas narrativas que permiten tener esperanza activa y activan la capacidad de acción climática regenerativa.

¿De qué manera este proyecto promovió la equidad o la justicia en tu comunidad?

La lucha por mitigar los efectos del cambio climático nos permite a su vez reducir las brechas de desigualdad que existen en nuestro país. Apoyamos proyectos de descarbonización en Antioquia, Atlántico, Boyacá, Cundinamarca y Valle del Cauca desde un enfoque de género e inclusión social con el objetivo de que en la descarbonización de los sectores de transporte y energía nadie se quede atrás por medio de la participación y el diálogo de los actores locales. Buscamos construir un futuro justo, equitativo, sostenible y carbono neutral.

Logros del proyecto en cifras:

  • Durante el 2021, el proyecto trabajó más de 100 horas con cada una de las Gobernaciones para lograr acordar sus visiones de descarbonización a 2050. 
  • En este trabajo, fueron priorizadas más de 120 acciones focalizadas en los sectores de transporte y energía para lograr la carbono neutralidad en los próximos años y quedaron reflejadas en el Catálogo de Acciones para la Descarbonización (disponible en el sitio web) que actualmente más de 400 Alcaldes en el país tienen. 
  • Fueron realizados 16 talleres en los que participaron más de 2.000 personas, entre ellas, el 62% de participantes fueron mujeres. 
  • CHCN certificó a más de 950 personas que participaron en los cursos virtuales y evidenciaron un alto interés en el proceso de descarbonización que vive Colombia. 
  • En la segunda extensión, 57 municipios de Antioquia, Atlántico, Boyacá, Cundinamarca y Valle del Cauca participaron en los talleres de la Etapa Comprender, manifestando voluntad política de implementar soluciones que logren acelerar las metas de descarbonización en sus territorios.